Declaración de la FMJD en la actual situación política en Egipto.

 

 
Una vez más el pueblo egipcio han demostrado su voluntad por la transformación social, democrática y soberana. Miles de personas se presentaron las calles de Egipto contra el régimen reaccionario de los Hermanos Musulmanes en un esfuerzo por proteger los logros de la lucha popular durante estos dos años.
Miles de personas exigieron su participación en las decisiones políticas y rechazaron el control de todos los campos del estado de un grupo que fue demoliendo el progreso.
En los siguientes años  los movimientos de Egipto, que hicieron los cambios en el país, fueron bloqueados por las prácticas del régimen actual. El régimen introdujo en la vida política, económica y social de las personas los elementos más reaccionarios y las mismas prácticas que el régimen anterior.

Por lo tanto, la lucha del pueblo de Egipto continúa, ya que las mismas demandas que iniciaron su movimiento hace dos años, siguen presentes a pesar de algunos cambios superficiales. Ahora más que nunca es evidente que los movimientos populares deben salvaguardar sus victorias, profundizar sus demandas y especificar sus objetivos para que realmente pueden lograr hacerse con el control de su futuro y del país.
La Federación Mundial de la Juventud Democrática saluda al pueblo de Egipto en su lucha. Estamos en solidaridad con los movimientos progresistas. En nuestra lucha contra el imperialismo en todas sus formas reaccionarias, sólo los movimientos  progresistas de los pueblos pueden lograr los beneficios reales para las personas. Las fuerzas progresistas y de izquierda en Egipto se encuentran entre un verdadero desafío de ser la voluntad del pueblo y sus movimientos.