Comunicado del Secretariado Nacional a los Colectivos Juveniles de Base de la Juventud Comunista de México

1.- La brutal agresión por parte del Estado contra los alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” que ha mostrado una vez más su rostro asesino, no es una acción aislada y excepcional, menos una falla esporádica del sistema; es parte de la política del Estado Mexicano de reprimir y agredir a los sectores populares en nuestro país. Esto ha generado un desarrollo de la conciencia en  nuestro pueblo que ha aglutinado el descontento y enojo contra las instituciones, partidos políticos e impartición de justicia del Estado Burgués. Ante esta coyuntura es necesario que nuestros Colectivos Juveniles de Base continúen acompañando en la lucha por la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos y el castigo a los culpables de estos hechos. Al mismo tiempo expresamos nuestra solidaridad con las normales rurales de nuestro país y a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) ante el clima de hostigamiento y represión del que son objeto por parte del Gobierno de Peña Nieto y los monopolios.

 

2.- El origen de este Crimen de Estado es la grave crisis que atraviesa el sistema capitalista en México. La agresión contra los normalistas no es algo focalizado en Guerrero. Es más profundo, es palpable a nivel nacional y afecta a todo nuestro pueblo. Confirma la podredumbre de la “clase política” y su incapacidad de garantizar las condiciones necesarias para una vida digna, despojando a los trabajadores de sus derechos fundamentales, cediendo a la injerencia del imperialismo y los monopolios. Hacemos un llamado a toda la militancia a mantenerse alerta y movilizada ante la situación que prevalece en nuestro país, donde se han suscitado varias provocaciones contra el movimiento estudiantil y diversas fuerzas populares que se han solidarizado con los padres y familiares de los 43 normalistas detenidos desaparecidos.

3.-  Frente a esta estrategia que a través del sometimiento y la dominación social pretende inhibir la movilización de nuestro pueblo, es necesario romper esta política del miedo con lucha y organización política. Que el dolor que nos provocan estos atropellos se transforme en lucha, militancia y organización. Desde la escuela, el barrio o el centro de trabajo se hace necesario articular a más colectivos, grupos y organizaciones que se declaren anticapitalistas. Es prioritario forjar la unidad popular, que el pueblo sume sus demandas a la exigencia de la presentación con vida y el castigo a los culpables del crimen horrendo de Iguala.  Ayotzinapa aglutina la rabia y el dolor de todos los agravios que ha sufrido nuestro pueblo.

4.- Hacemos un llamado a toda la militancia a trabajar por vincular las demandas de los diferentes sectores en lucha para elevar la mira hacia una lucha anticapitalista y de transformación social real.

¡Ya basta!
¡Presentación con vida y castigo a los culpables!
¡Ante la brutalidad del Estado, organización!
¡Ruptura, Rebelión y Socialismo!

Secretariado Nacional.
Aguascalientes, Ags.
15 de Noviembre de 2014