Comandante Fidel, tu ejemplo nos inspira

Fidel2No hay palabras que describan con precisión el sentimiento de tristeza que me embarga el  corazón.  En verdad lamento mucho la partida física del Comandante en Jefe Fidel Castro.  El legado del Comandante es invaluable para todos nosotros que tratamos en la medida de nuestras posibilidades emular la gran obra que solo hombres como él pueden lograr. Las ideas no mueren y en ese entendido, se puede decir que el comandante vivirá para siempre, en cada resistencia antiimperialista de los pueblo del mundo; en cada obrero que entre en la fábrica exigiendo justicia por su ardua labor; en cada campesino que tome el campo para su pueblo, ahí estará Fidel.

 

Sé de antemano que el Comandante forjó un pueblo digno y consciente que logrará superar esta gran pérdida y se sobrepondrá a la embestida imperialista que desde el triunfo de la revolución ha codiciado la caída de tan enorme ejemplo para la humanidad. Cuba se mantendrá firme y digna.

Los que nos decimos revolucionarios acá en México nos sentimos privilegiados de haber acogido al Comandante durante su exilio, y que fuera en tierras mexicanas donde reagrupó a sus valerosos hombres para emprender el duro camino hacia la grandeza, hacia la materialización de los sueños libertarios de un pueblo oprimido por los vicios capitalistas. La solidaridad entre ambos pueblos debe consolidarse y para ello, nosotros reafirmamos nuestro compromiso hacia la Revolución Cubana que tanto nos inspira y que tanto defendemos, como lo hiso el comandante toda su vida.

Es nuestro compromiso retribuirle al pueblo cubano el haberle dado al mundo al Comandante, continuar su lucha para la unificación de los pueblos de América Latina que tanto amó y a los cuales dotó de esperanzas con su gran ejemplo se convierte ahora más que nunca en una necesidad imperiosa. Solo cuando estos sean liberados del yugo imperialista que sofoca los más altos valores democráticos de las naciones y se instaure el trabajo colectivo y solidario entre los pueblos de América, se le hará justicia a la memoria de tan valeroso hombre.

¡Hasta Siempre Comandante!