^ Regresar Arriba.
  • 1 Artículo 1
    La Juventud Comunista de México es una organización juvenil de masas, autónoma, combativa y revolucionaria que agrupa a todos los jóvenes, que independientemente de sus distintas experiencias de lucha, están dispuestos a cambiar este país, tributario del imperialismo...
  • 2 Artículo 2
    La Juventud Comunista de México es una organización independiente del poder público, de los explotadores y del imperialismo, pero que ha aceptado por la decisión unánime de sus miembros la orientación ideológica y política del Partido de los Comunistas...
  • 3 Artículo 3
    Los objetivos fundamentales de la organización son: reconquistar la independencia nacional y recuperar la soberanía de nuestro pueblo; abolir la dictadura neoliberal y con ella la explotación capitalista; contribuir a la revolución y a la construcción del socialismo...
  • 4 Artículo 4
    Relevante importancia tiene para la Juventud Comunista de México la lucha por los derechos históricos y concretos de la juventud de México y del mundo aunque sabe que solo se alcanzaran plenamente en el socialismo...
  • 5 El lema:
    ¡Sólo en el socialismo otro mundo es posible!
baner

Enlaces

Comunicado de la JCM sobre la criminalización contra compañeros de la FARC en Colombia

1531458878 784707 1531458978 noticia normalLa Juventud Comunista de México condena de la forma más enérgica, el reciente atentado contra la paz colombiana lanzada por el gobierno de los Estados Unidos y de la fiscalía colombiana, que demuestra nuevamente que su lealtad y servicio no son para el pueblo trabajador sino para la oligarquía nacional y trasnacional que se cree dueña del destino y la vida de millones de familias colombianas.

La captura y posible extradición de Jesús Santrich es parte de la farsa mundial llamada “guerra contra el narcotráfico” que ha cobrado millones de vidas a lo largo del globo. Durante largos años los sirvientes de la oligarquía, por todos los medios posibles, han acusado a las FARC de ser narcotraficantes con amplias redes de distribución de cocaína que inundan países enteros; dichas acusaciones se lanzaron con la esperanza de convencer a la población que acabar con las FARC era acabar con el problema del narcotráfico y las vidas que destruye en su camino.

Tras la firma del Acuerdo de paz y ante un panorama que demuestra que las FARC no eran las causantes del trafico no les ha quedado más remedio que continuar con la mentira que han lanzado por años –ya que no conocen otra estrategia ni otro modo de vida- y pretenden reeditar su guerra contra las drogas ahora que la FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) ha entrado a un proceso de lucha institucional y democrática, pretendiendo con esto impedir su derecho a la participación política dentro del congreso.

La detención del compañero Santrich también demuestra la vergonzosa subordinación que el estado colombiano tiene hacia los Estados Unidos, que no acepta en el continente ninguna expresión política que no sea la de sumisión ante el capitalismo estadounidense. Durante largos años Estados Unidos ha mantenido una ofensiva contra organizaciones, Partidos y Estados que se oponen a sus designios, llegando a financiar y apoyar golpes de Estados, grupos paramilitares y dictaduras militares que han cometido algunas de las peores atrocidades del siglo pasado y el presente, este montaje judicial por parte de la Fiscalía colombiana – que amenaza con extenderse a toda la dirigencia fariana- no es más que la continuación de una política de criminalización y exterminio como ya ha pasado antes.

Todo esto demuestra el poco compromiso del estado colombiano con el proceso de paz que firmó, ya que incumple con su parte y agrega con esto no solo una ofensiva contra quienes considera sus enemigos, sino a los millones de colombianos que anhelan la paz y un futuro lejos de las balas y las desapariciones forzadas.

En estos momentos hacemos un llamado a todas las fuerzas progresistas, humanas, solidarias y revolucionarias del continente a pronunciarse contra este montaje judicial, permanecer impávidos ante esta ofensiva criminal solo abrirá el camino al aislamiento y posterior exterminio no solo de miles de farianos, sino un destino igual de las fuerzas que igualmente por todo el continente luchan por un futuro mejor.

A todos los compañeros de la FARC y especialmente a Jesús Santrich y todos los prisioneros en las cárceles del estado colombiano, enviamos un caluroso y afectuoso abrazo, sabemos que no serán doblegados ni serán ustedes quienes terminen pidiendo limosnas a la oligarquía, la historia está de su lado y no los abandonaremos en esta hora tan crucial.

Secretariado del Comité Nacional de la Juventud Comunista de México

Copyright © 2013. OPENMINT Rights Reserved.


Facebook twitter flicker skype youtube digg